martes, 31 de marzo de 2015

MEDITACIÓN: P. Stefano Cartabia Omi. EL SENTIDO DE LA VIDA

"El sentido de la vida no se encuentra ni en el futuro ni en el pasado. Se encuentra en el presente intemporal. Aquí y ahora todo es una epifanía del Principio originario divino. Lo uno e indivisible es lo único verdadero." (W. Jager)

Lo único real es el presente. La vida es siempre ahora y nunca hubo un momento que no sea ahora. La historia, nuestra historia y la historia de la humanidad y del universo se concentra en un punto: ahora. Dios es el ahora y en cada instante, en cada presente intemporal, se revela y manifiesta. Establecerse en el ahora es establecerse en Dios. Vivir el instante conscientemente es dejar que Dios me viva. Esto no se entiende intelectualmente...solo se vive...buena vida!

Gracias P. Stefano Cartabia Omi. ¡Tan real!

PARA MEDITAR: P. Stefano Cartabia Omi. LOS SECRETOS


"... Si pudieras desprenderte de ti mismo tan solo una sola vez. / Los secretos de los secretos se revelarian delante de tí..." (Rumi)
Mil gracias Padre Stefano Cartabia Omi. Dios lo bendiga. Feliz Pascua

DICHO: Manuel Llaneza. CARGAR CON EL MUERTO

¡EXCELENTE MANUEL!  La picardía ya viene desde hace muchos años.

MEDITACIÓN: Marga Pérez

Gracias Marga. Que pases muy bien tu Semana Santa.

COMPARTIENDO: Marga Pérez, ARTE CON CALABAZAS.

Maravilloso Marga Pérez. Mil gracias.

VIDEO COLABORACIÓN: Graciela Rico. AMIRA WILLIGHAGEM


Disfruta de la asombrosa actuación de canto de esta niña. Que voz, un verdadero deleite!!
Es verdad Graciela Rico. Muchísimas gracias. Me hiciste llorar de emoción. Elsa 

COMPARTIENDO: Aneris Miriam Zapp MARCHA POR LA VIDA

 MARCHA POR LA VIDA
28 de Marzo

Acá van las fotos del evento de referencia que te prometí!!!!
FUE TODO UNA FIESTA MARAVILLOSA!!!!!!

LA VIDA ES DIGNA DE DISFRUTARLA Y CONTAGIAR NUESTRO ENTUSIASMO!!!!

FELIZ SEMANA SANTA!!!!!!
besos...BUEN MARTES!!!!!!!!!


Aneris Miriam Zapp

Gracias Aneris. Igualmente amiga.

POEMA: Ana María Capalbo. TU MADERO


Desde ese oscuro madero,

tus ojos no se movieron,

atrapada estaba tu gloria,

junto al dolor y los sueños.



Solo silencio y las lágrimas,

corrían entre la pena y el duelo,

y tu Madre que lloraba,

apretando el desconsuelo.



Nubarrones de culpas,

crueldad, abandono soberbia,

el hombre que ha vomitado,

el “cielo” que fue entregado.



Y ahí como en el crudo desierto,

el mundo infiel te ha olvidado,

encadenando al amor,

que tú mismo nos has donado.



Desde ese frío madero tu vida

que parece un fracaso, rasgó el velo

del templo para decirnos gritando,

que crucifiquemos nuestros pecados.



Ana Maria Capalbo

Mil gracias Ana María. Feliz Pascua  

domingo, 29 de marzo de 2015

REFRANERO: Marga Pérez. ANIMALES

Gracias Marga Pérez por tu refranero.

COMPARTIENDO: María del Carmen Gonzalez, EL QUE SABE, SABE. GANDHI

Cuando Gandhi estudiaba Derecho en la College University de Londres, un profesor racista, de apellido Peters, buscaba siempre la menor oportunidad para expresarle su gran animadversión. Pero Gandhi nunca bajó la cabeza y eran muy comunes sus mutuos desencuentros:
Un día, el profesor Peters estaba almorzando en el comedor de la universidad, Gandhi vino con su bandeja y se sentó al lado del catedrático.
El profesor, en tono altanero y burlón, le dijo:
- Señor Gandhi, no sabía usted que un puerco y un pájaro no pueden sentarse nunca acomer juntos.
A lo que Gandhi contestó:
- Esté usted tranquilo profesor, que ya me voy volando. Y se cambió de mesa.
El señor Peters, verde de rabia, decidió vengarse en el próximo examen, pero Gandhi respondió con brillantez a todas las preguntas.
Entonces, el profesor le hizo la siguiente pregunta:
- Señor Gandhi, Ud. va caminando por la calle y se encuentra con una bolsa, dentro de ella está la sabiduría y mucho dinero, ¿cuál de los dos escogería?
Gandhi respondió sin titubear:
- ¡Naturalmente que el dinero profesor!
El profesor Peters, sonriendo, le dijo:
- Pues yo, en su lugar, hubiera preferido la sabiduría, ¿no le parece?
Gandhi respondió:
- Profesor, cada uno toma lo que no tiene.
El profesor Peters, histérico ya y fuera de sí, escribió en la hoja del examen: ¡IDIOTA! y se la devolvió al joven Gandhi.
Gandhi tomó la hoja y se sentó. Al cabo de unos minutos se dirigió nuevamente al profesor y le dijo:
- Profesor Peters, usted me firmó la hoja pero no me puso la nota...

Qué bueno María del Carmen González. Gracias por compartir.

POEMA: Elsa Lorences de Llaneza, DIA DE RAMOS

Se mueven los Ramos

ya llega el Señor.

sobre mantos

y en asno montado

ya nos llega nuestro Dios.

Acercándose ya viene

nuestro Rey, el Salvador

pero pocos reconocen

en Él al Hijo de Dios.

Sus discípulos le gritan:

“Bendito sea el Rey

que viene en nombre del Señor.

Paz en el Cielo

y Gloria en las alturas”,

y los ramos que se mueven

porque llega nuestro Dios.

Ojalá imitemos todos

de los discípulos el clamor

y caminemos unidos

glorificando al Señor,

para que su Paz nos regale

y nos conceda perdón.

  

Elsa Lorences de Llaneza
Elsalorences@yahoo.com.a



Dios bendiga a todos los que lean estas palabras en el comienzo de la

Semana Santa. Oremos hermanos unos por otros. Que la Paz del Señor 

sea con ustedes. AMÉN. AMÉN

sábado, 28 de marzo de 2015

POEMA: Eduardo Martínez Zendejas (México) VICTORIA


Por hoy salí victorioso ante tu embate insolente,
ganó la fuerza del cuerpo y mi enfermo, está consciente,
nuevamente en tu rutina hacia su cama llegaste,
pensativa y en silencio, vi que tu cara humillaste.

Acariciaste su frente entre maternal y ausente
y el hombre se estremeció, mas continuaba inconsciente,
tal vez no era aún el tiempo, pues hacia mi te volteaste,
y en tu hermosa faz serena una sonrisa pintaste.

Y no fue una pesadilla, pues mis ojos lo guardaron
como un vivido recuerdo, que nunca habrán de olvidarlo,
cuando enfrentas una lucha o vences o sales vencido,
tu enemigo esta presente, tiene forma y es medido.

Mas no es este nuestro caso pues yo te conozco señora
porque así tu lo permites, y eso de ser tu enemigo
podría muy fácil dudarlo, nos enfrentamos a diario y tu,
tu vas salvando las almas si las lastima el dolor,
y las conduces al cielo, a las plantas del Señor.

Yo doy vida y corazón para sanar a mi enfermo,
con mis pócimas y encargos logro calmar su dolor;
nuestras misiones difieren pero a lo lejos se juntan,
tu sanas desde el espíritu cuando muy enfermo va,
y cortas así, de raíz, ese dolor que inclemente
va degenerando el alma, y así lo sabes curar.

¿Enemigos al luchar por la vida retener?
Mas nunca podría perder mi panorama real,
tú es un ángel de cielo y cumples con tu misión,
yo tan solo soy un hombre que sabe sanar el dolor,
cuando el hermano que sufre  acude a mi protección,
tú en el cielo eres un ángel, y yo en la tierra ...  un doctor.

EDUARDO  MARTINEZ ZENDEJAS
MÉXICO

Un poema para no olvidar Eduardo. Con un final extraordinario. Mil gracias por tu colaboración.